Bandalos Chinos y una noche de baile

El viernes pasado, Bándalos Chinos se presentó en Teatriz junto a Nicotina y brindó una noche de Pop justificada con energía y canciones nuevas. Fotos por Pogo Film.

|Por Marcos Gabarain|


Teatriz se rindió ante el Indie. Con un formato “Miti-Miti” (una especie de campo en los primeros metros y mesas en la parte superior del salón) el público estuvo cómodo. Desde temprano, la musicalizacion sirvió perfecto para una previa de brebajes. Las tenues Luces de los laterales creaban una semi penumbra deliciosa. Nicotina salió al escenario en formato trío, aglomeró la primera audiencia en el “campo”, y recreó canciones de su nueva etapa (“Birra Con Sangre”) junto con recuerdos de Salam Aleikum (“Música Africana”).

Minutos después, y a través del telón, se vieron a los músicos de Beccar acomodarse en el escenario. “Vamonos De Viaje” fue el primer remate de los Bandalos Chinos en su regreso a la ciudad. Esa cadencia de teclados reverberados, acompañados por guitarras eléctricas y acústicas, acercó a la gente. El sonido fue fiel desde el comienzo.

En “Súper V”, todos sentimos el desequilibrio en las rodillas. El nuevo material suena muy bien en vivo, y la banda se mostró segura y contenta de presentarlo. “Demasiado”, uno de los singles que fue lanzado con un videoclip oficial, fue una danza downtempo de colchones de teclados sensuales.

El traje a cuadros del “Goyo” Degano por momentos te confundía hasta imaginarte en los 70. “El Verano”, perteneciente al EP anterior, fue bien recibida y se alzó como un clásico del repertorio. El final a todo volumen concluyó en una aprobación eufórica de los espectadores.

“El Concierto”, con su primer verso tan intimo (Goyo y guitarra en la penumbra azul) se convirtió en agite y terminó en “Veccar”. De repente, “Isla” comenzó y al unísono cantó el teatro entero. Se podría decir a esta altura que esta canción es el mayor hit en la corta historia de la banda. Es, simplemente, una alianza perfecta entre los instrumentos y las voces.

¿Se acuerdan del Mortal Kombat? Lo siguiente fue una “Fatality”: “Dije Tu Nombre” mató y volvió a matar. Ese desenlace disco es incomparable en su show. La recepción fue tal, que debieron irse con “Nunca Estuve Aca”, el Bis preparado para dejar la fiesta. El dólar y el pop por las nubes. Por un buen rato, nos olvidamos de todo. Eso está genial. Aguante.

 

Comments

comments