Lo’Pibitos hicieron «vibrar el concreto»

Lo’ Pibitos se presentaron este sábado en un Club TRI colmado y dieron una performance memorable para propios y ajenos. Hubo un abanico de géneros abordados por una banda impecable.

|Por Marcos Gabarain|


Le’Effe y DJ hatz alentaron la previa, con ciertos inconvenientes en el sonido pero interpretando una música que promete en la escena local del Rap y el Hip Hop. El rapero marplatense presentó canciones de su disco de 2016 llamado «Signos Mentales«.

En el Club no cabía un alfiler, la noche estaba helada y lluviosa pero se sentía el flow. Pasadas las 22:30 entró el sexteto que acompaña a los MC’s «El Dog» Guido Ruggiero (también productor de la banda) y «Tomy Tomaso» Bacigaluppi. Fue suave y pesado el comienzo con una intro rockera llena de soul y blues.

El primer tema de la noche fue «Pin Pun», un funk rabioso y sintetizado que estremeció cuerpos. Lo’Pibitos realmente tienen un tremendo baterista: Jeremías Segall de Rosa lo demostró toda la noche. «Despierta» fue también una de las que se bailó a pleno. «Envión» embrujó a todos en una danza hipnótica, mientras que «Mágico» fue recibido con el grito de las damas y la incendiaria guitarra de Andrés Cortes con un groove sexy y sucio.

El reggae llegó con «El Ritmo de la Vida«(pronto lanzarán video oficial del tema), con una gran línea de bajo del determinante Juan “El niño” Gimenez. Es para resaltar el gran mensaje de fiesta y buena onda que emanaron en el escenario. «Sintonía», el super hit de la banda que cuenta con videoclip, fue un gran momento. Posteriormente, Bacigaluppi confesó haber nacido en Mar Del Plata, y señaló a sus familiares presentes con cariño. Un enorme juego de luces aportó mucho al gran show que presentaron los músicos. Hubo un rato de cumbia con «Jarabe» y «Tal para cual» hizo lucirse nuevamente al bajista cerca del final.

En «Está en Ti», Ruggiero pidió «luces out» para la locura de la gente, quizás el momento mas ardiente de la velada. Lentamente se fueron yendo los músicos del escenario, hasta que quedó tecla y percusión para finalizar un nochón. Amagaron a irse, pero volvieron con «Just Chilling«. Para la despedida, salió «La Rubia Tarada» versión 2017 y la gente flashó con un tremendo homenaje a Sumo.

Los de Villa Crespo supieron mantener la llama durante su set, y hay que aplaudir a ambos banda y Club TRI, establecimiento que pica en punta hoy en día como epicentro de la música alternativa que se está abriendo paso en el país y en la ciudad. Vayamos todos juntos por más.

Comments

comments