Naranja Büm festejó en casa su nuevo disco

Naranja Büm presentó el sábado su primer disco «Los Días de Gruvencio» en la intimidad e hizo vibrar todo Camet. Cazhador calentó la previa y dejó el volúmen alto para que el trío suba a detonar todo. Foto por Seba Pogo Tavano.

|Por Jeremías Laffitte|


Siempre nos resulta fácil, como músicos, quejarnos. Echarle la culpa a la escena, al público, al estado, a la industria, a quien sea. Y aunque muchísimas veces tengamos toda la razón del mundo, ahí muere nuestra iniciativa. Ahora bien, cada tanto viene algún proyecto a pegarnos una cachetada y a ponernos de nuevo en fase, haciéndonos entender por dónde se construye, a costa de qué y, en definitiva, qué es lo importante.

Naranja Bum es un trío de Rock que viene sonando desde hace un par de años, con riff pesados y muchísimo groove. Y el sábado presentó su primer disco en un evento íntimo. «Los Dias de Gruvencio» estará disponible en todas las plataformas en los primero días del mes de Mayo.

Si vivís cerca de Camet, puede que el sábado a la noche hayas tenido ganas de mover un poco la cabeza y no hayas entendido bien por qué.

La noche arrancó con birra y hamburguesas para todos, mientras Marilina Bertoldi, Mustafunk y Huevo, entre otros, sonaban de fondo. Unos 40 amigos y familiares charlaban y disfrutaban de un patio que no tenia nada que envidiarle a los escenarios de mardel.

Cerca de las 23.30, Cazhador llenó el barrio de Stoner y aflojó cimientos. En un set de 35 minutos, se pasearon por las cuerdas mas graves y poblaron de crash el escenario.

Un rato después, fue el turno de los dueños de casa. Abrió el set “Oscuras Luces”, donde se dejó en claro el valor que tiene para el trío la camaradería y la amistad. Después, “Roquefort”, corte de difusion del disco, se mostró en una versión rabiosa, con Mati dándole duro a su 4 cuerdas.

El publico disfrutaba por los músicos y viceversa. El «Pelusa», con su pegada característica, cortó una serie de aplausos y Facu nos sorprendió con una melodía que estaba ya en nuestras cabezas desde hace mucho tiempo. Una exquisita versión de «Yendo De La Cama Al Living» amuchó al público y los obligó a sacarse, si quedaban, las ganas de moverse un poco más. Así, y encarando la recta final, el trio invitó a German Desia, integrante de Alfonsa, a calzarse otra Les Paul y tocar los ultimos dos temas que completan el disco: “Florencia” y “Mil Charcos”.

El evento fue un éxito total. Y no soy objetivo, porque nunca podría serlo. Ver a un grupo de personas transformar un patio en un hermoso escenario, gastar un montón de plata y después no cobrar una entrada, poner a trabajar a todos los miembros de sus familias y bancarse los bardos con los vecinos me impide ver las falencias.

Todo lo que hicieron fue para regalarle a su público un recital memorable, cargado de letras que explicitaban lo que se veía en el ambiente. Puede que los pibes sigan acomodando ese patio mientras yo escribo o mientras vos lees la nota, pero claro está que todo la gente presente se quedó con la sensación de que es así como se hacen las cosas para cambiar un poco lo que decía en el primer párrafo. Felicitaciones Naranja, hicieron todo bien.

Comments

comments