Peces Raros y la extravagancia platense

Peces Raros volvió a Mar del Plata y arrasó en el Club Tri. La banda platense sigue creciendo y cada vez resuena más dentro de la nueva música emergente en Argentina. Desde Duias, tuvimos la posibilidad de intercambiar algunas palabras con los muchachos de La Plata.

|Por Makú Rodríguez|


Genéticamente nuestra ciudad genera un vínculo muy fuerte con la movida cultural de La Plata. Será porque muchos jóvenes emigran hacia tierras platenses en busca de nuevas alternativas estudiantiles o laborales. Sumado a esto, no hay que pasar por alto la afinidad que tiene nuestra ciudad por la música emergente o también llamada la escena indie argentina.

-¿Encuentran similitudes entre la escena de La Plata y la movida Marplatense?-

-Totalmente. Hay un cable entre las dos ciudades. Hay mucha gente de mardel en la plata y eso hace que se genere un ecosistema floreciente, de intercambio. Hace poco fuimos allá, cada vez hay más producción. Varesse es una banda de electrónica marplatense radicada en La Plata, Valeria del Mar es un dúo de electrónica de allá que hace poco vino a la Rosa China. El Club Tri en mardel está catalizando muchas experiencias artísticas que son fundamentales. Con el PCC tocamos hace poco en Tandil. La verdad que tenemos muchos amigos allá y hay una movida entre ambas ciudades-.

Se conocieron estudiando arte en La Plata. Muchas veces el estudio es un pretexto para armar una banda. Peces Raros es una banda que se hizo de abajo y hoy por hoy la está rompiendo. La constancia y el trabajo dio sus frutos, generando la posibilidad de tocar en varios lugares del país y además, entrar al estudio al menos cada dos años desde la salida de su primera placa.

Peces Raros forma parte de ese gueto de bandas que siempre son bienvenidas en Mar del Plata. Abonados del Club Tri, la banda platense está activa desde mediados del año 2013. Cuentan con tres discos de estudio: “No Gracias” (2014), “Parte de un Mal Sueño” (2016) y “Anestesia” (2018)

“Anestesia” salió a la cancha un día antes de su visita a Mar del Plata. “Estuvimos trabajando mucho sobre el material en estudio y cuando lo volcás al vivo la experiencia se resignifica totalmente. Los temas adquieren otro groove y te vas reencontrando con ellos desde otro ángulo” expresaron respecto a la salida del nuevo material.

-¿Cómo fue el proceso de grabación? ¿Dónde lo grabaron?-

-El proceso de grabación fue tal vez, el más condesado en el tiempo hasta ahora. El productor fue Juan Stewart, quien fue nuestro productor también en “Parte de un mal sueño”, nuestro disco anterior. Las bases del disco las grabamos en Romaphonic, es decir el bajo y la batería. Las guitarras las grabamos en Estudio el mar y todo lo que fue trabajo de síntesis y voces lo hicimos en estudio el Árbol, el estudio de Juan-

El nuevo trabajo de Peces Raros denota madurez. No sólo en cuanto al sonido y en lo que respecta a lo compositivo. Es una obviedad remarcar que con el correr de los años, los muchachos subacuáticos alcanzaron un alto grado de profesionalismo.

-¿Qué planes tienen de ahora en adelante con la salida del nuevo disco?-

-En principio tenemos fechas y giras programadas de acá hasta que termine el año. Para tocar e interpretar el disco en vivo, ir encontrándonos con él. También estamos por comenzar a grabar una sesión en vivo del disco y estamos trabajando en la producción de material audio visual-.

Claramente la idea de parar no se cruza por la cabeza de estos cuatro muchachos. Peces Raros sigue captando la atención del público y continúan perfilándose como una de las revelaciones de la música argentina. Desde la simpleza y la sencillez, los mismos chicos que se conocieron estudiando en Bellas Artes, hoy rompen con los parámetros y siguen adelante. Todavía les queda mucho recorrido.

Fotos por: Seba Pogo.

 

Comments

comments