Recomendado del día: “Submarine” de Alex Turner

El frontman de Arctic Monkeys tomó el camino de solista para crear el soundtrack de una gran película.

[Por Tomás Santini]


En el 2010 llegó a la pantalla grande el film “Submarine“, una obra británica basada en la novela del mismo nombre escrita por Joe Dunthorne. Para sonorizar esta muy recomendable película, Alex Turner, el cantante, guitarrista y compositor de la famosa banda indie Arctic Monkeys, creo una banda sonora compuesta de 6 canciones que son el acompañante perfecto para lo que está viendo el espectador. Esto deja ver que el artista, además de las canciones rápidas y rockeras que crea con su banda, también puede brillar en un formato semi acústico.

Sin más preámbulos, hablemos de música:

El EP comienza con “Stuck on the puzzle – intro“, que como bien dice su título, es una breve introducción de 0:54 segundos de una canción que más adelante va a desarrollar en su totalidad. Esta establece el tono de lo que va a ser el resto del álbum: breve, relajante y basado más que nada en guitarras acústicas. Perfecto para escuchar en un domingo nublado.

Luego, la obra sigue con “Hiding tonight“. Este tema, con un par de instrumentos de vientos y la voz de Turner, encuentra la complejidad emocional con su simplicidad musical. Desde su adolescencia, el artista es un gran escritor y posee una imaginación admirable a la hora de componer, aunque esto no significa que sus canciones sean “enroscadas”. “Hiding tonight” lo demuestra.

Vale aclarar que todas estas canciones encajan de forma perfecta en lo que trata la película, que es la relación extraña y amorosa entre dos adolescentes británicos que viven en una confusión constante. Alex logró capturar esto de una manera brillante a la hora de crear este gran soundtrack.

Luego, “Glass in the park“, que continúa con el hábito de utilizar sólo instrumentos de cuerda como base de las voces y las letras del miembro de Arctic Monkeys, mientras que al mismo tiempo agrega coros que son un gran acompañante. Lo mismo, pero sin coros, logra el siguiente tema: “It’s hard to get around the wind“. Una guitarra y una gran voz es todo lo que se necesita para crear el ambiente que propone el disco.

Ahora se viene la canción que había sido introducida en un principio, “Stuck on the puzzle“. Esta le da la bienvenida a la percusión, a los teclados y le da lugar a más coros. Un tema más completo, con una leve subida de ritmo y energía, pero con la misma capacidad de relajación.

Y para terminar, una versión de un tema que luego iba a ser presentado en el álbum “Suck it and see” de los Arctic Monkeys, lanzado más tarde en el 2011. Este es “Piledriver waltz“, que al igual que la canción anterior, posee percusión y mayor complejidad instrumental. Su cambio de tempo en el estribillo es casi adictivo, y el tema en su totalidad es un gran cierre para un gran EP.

Breve pero efectivo. Tanto el álbum como la película son los recomendados en este frío jueves de julio. ¡Disfruten!

 

 

 

Comments

comments