Entradas

Toro y Moi compartió el video de «50-50»

Chaz Bear continúa con la promoción de Outer Peace, su más reciente trabajo de estudio.

|Por Tomás Vidal|


Toro y Moi es uno de esos artistas de los cuales siempre queremos tener cosas nuevas. Sin previo aviso, nos sorprendió con el video de «50-50» canción que cuenta con la colaboración del joven productor Instupendo y que cierra su octavo disco Outer Peace.

Este track es un final totalmente adecuado para un disco que estará entre los mejores del 2019. La canción coquetea entre el trap y el soul, con mucho Auto-Tune de por medio.

La pieza visual fue co-dirigida por Justin Morris y Colin Matsui y protagonizada por el propio Chaz Bear. Vestido de una manera particular, lo que sería un astronauta con un conjunto deportivo, y con su paracaídas en mano, Bear vaga por un desierto (u otro planeta) mientras carga su paracaídas. Allí se encontrará una una máscara especial con ciertos poderes que lo llevará a otra dimensión.

Toro y Moi lleva casi una década creando y produciendo contenido. Pero su figura fue creciendo fuertemente en este último tiempo: en 2018 acumuló un total de 47 millones de reproducciones en Spotify. El último dato es que cerca de 1 millón 700 mil personas lo escuchan mensualmente en esta plataforma.

Respecto a Outer Peace, Bear comentó: «Este disco es una respuesta a cómo la cultura se ha convertido en algo tan desechable y a cómo afecta eso a la creatividad. Mientras lo escuchás, podés prestar atención o ignorar, de cualquier manera está bien, esto es música para una mente creativa».

Recordemos que esta es la segunda pieza visual de su último disco. Anteriormente, Toro y Moi estrenó el video de «Ordinary Pleasure», que fue dirigido por Mancy Gant.

Jungle regresa a la Argentina

Después de su paso por el Lollapalooza 2016, la banda británica se subirá al escenario del Teatro Vorterix. Será la tercera visita del grupo a nuestro país.

|Por Tomás Vidal|


El colectivo musical fundado por Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson cuenta con dos discos de estudio en su haber: Jungle (2014) y el flamante For Ever (2018). Con tan sólo cinco años de historia, el grupo británico ya pisó los escenarios de festivales de renombre como Glastonbury, Lollapalooza y South by Southwestern. Su despliegue y energía en vivo son unas de sus principales cualidades, que tanto han cautivado al público en este último tiempo.

Después de presentarse en mayo de 2015 en Niceto y en el Lollapalooza 2016 (18 de marzo), Jungle vuelve por tercera vez a nuestro país. La cita es el 30 de abril en el Teatro Vorterix y las entradas ya están a la venta en All Access con un precio general de 1500 pesos (más 200 del service charge).

Nacieron en medio de un expectante misterio en torno a su figura, con la premisa de generar música por encima de sus nombres. Aparecían ante la audiencia y los medios especializados, quienes oían lo que hacían, pero desconocían por completo su identidad.

Del nombre del proyecto, sólo se sabía que «J» y «T» estaban detrás. Y así fueron captados por la BBC y miles de personas vieron el material que los lanzó al mundo. Sus videos se viralizaron no solamente por lo que representaba musicalmente su propuesta, sino porque formaron parte de un ejercicio sencillo pero visualmente impactante: mostrar el baile.

Hasta el momento, es uno de los recitales más interesantes que propone este 2019. Pero tranquilos, recién estamos llegando al final del primer mes. Nada mal, ¿cierto?

Artista nuevo: Las Peculiares Formas

Desde Quilmes surge un hilo invisible que se sujeta a nuestra muñeca y se tensa para transportarnos a la música de un proyecto de neo soul progresivo tan novedoso como refinado.


Un proyecto solista fue el plan primero de la cantante Camila Bois para el 2017. Sin embargo, esa idea decantaría rápidamente, a partir de los músicos convocados, en una banda de cinco integrantes. Para el mes de julio, Camila se encontró acompañada por el guitarrista Augusto Vega, la bajista Celeste Pérez Ghío, el tecladista Gastón Bernstein y el baterista Isaías Bisio: había nacido Las Peculiares Formas.

Rápidamente comenzaron a ensayar y componer sus canciones. El estilo se iría definiendo con el correr de las horas en la sala y con la capacidad de cada uno para aportar sus influencias y amalgamarlas al resto. Fusionar jazz, pop, R&B y rock era un desafío que estaban dispuestos a tomar.

Junto a Cirilo Fernández, productor del disco

La comunión entre los instrumentos se forjó con intensivas jornadas de arreglos. Coincidieron en que lo que hacían cuadraba en el plano del soul, pero con varios cambios de ritmo y más intensidad que la usual. Eso que definieron como neo soul progresivo gustaba a la banda y, en marzo de este año, decidieron entrar a grabar a Malibú Estudios lo que sería su primer material.

Para esta etapa se contactaron con Cirilo Fernández (Fernández 4, ex Octafonic), quien ofició como productor, además de colaborar en algunas canciones. Cinco temas propios y una versión de The logical song, de Supertramp, fueron las elegidas para ser grabadas.

El hilo invisible se estrenó en octubre. Mezclado y masterizado por Juan Armani, el disco suena claro y prolijo. La propuesta alcanza su punto máximo cuando las teclas toman protagonismo: Gastón Bernstein es un gran intérprete y eleva las canciones a un nivel superior. Sin embargo, cada músico cumple un papel fundamental en la ecuación. Los acordes de Augusto Vega parecen no tener límites de variaciones, Camila Bois demuestra un rango extensísimo de voz al frente del micrófono, y Celeste Pérez Ghío conforma, junto a Isaías Bisio, una pareja indivisible con groove y buen gusto para ser el sostén de Las Peculiares Formas.

En los primeros días de circulación del álbum, se le han abierto a la banda las puertas de distintos escenarios, lo cual incentiva a su promoción y proyección. Tienen bajo el brazo una obra interesante, están apadrinados por gente experimentada y profesional, y poseen un amplio margen de crecimiento: todo para posicionarse como una banda emergente a la cual hay que prestar atención.